Mi primer viaje en moto

Mi primer viaje en moto fue un Madrid – Riaza (Segovia).
Una víspera de festivo tras salir de trabajar. Acabé más tarde de la cuenta, sobre las ocho. Aquellos días había hecho un frío anormal para ser los primeros de primavera, pero el tiempo iba a mejorar mucho y se ve que me pilló la mejora.
Tuve viento, lluvia, mucho más viento, obras y nieve en el puerto de Somosierra. Empecé la subida con tensión en la espalda, acabé la subida con miedo, después de me empezaron a dormir los dedos y llegué a destino tiritando de frío.
Tenía yo la Kawasaki ER 5 de 500cc desde hacia algo más de un mes, iba al trabajo, unos 30km con bastante miedo aún.
Supongo que es algo más de inconsciente que debía haberse dado la vuelta en lugar de ponerse a merced de las rachas de viento sin tener experiencia. Lo que también es cierto es que a todos nos gusta correr aventuras siempre que acaben bien como es este caso.

Cómo hacer que un Nexus 4 vuelva a nacer

official nexus 4 bumperEl Google Nexus 4 es un magnífico móvil pero Lollipop (Android 5) lo ha dejado tullido, cada vez va más lento y la batería cada vez dura menos.
Como diría Jack el Destripador vamos por partes: cuando hace un año me llegó el Nexus venía con (Android 4.2.) Jelly Bean e iba como un tiro.
Decidí ponerle 4.2.2. por aquello de buscar una versión de Jelly Bean bien depurada y me puse a buscar cómo hacerlo, os confieso que el Nexus 4 estuvo tonto un par de días mientras encontré la solución para retrasar el sistema operativo dos años en el tiempo (4.2.2 es de enero de 2013).
Utilicé Nexus Root Toolkit 2.0.4 y sus tutoriales; como fue el único que me funcionó bien, te recomiendo les dones algo porque el programa es gratuito y estos chicos se lo han currado. Dos salvedades: vas a perder toda la información que tienes en tu móvil y este proceso solo se puede hacer desde un Windows que conectarás por USB al Nexus.
No conforme con eso después compré una batería por quince euros y se la cambié, es difícil abrir la tapa del Nexus y en algún caso también está muy pegada la batería al chasis del móvil pero con la ayuda de un video como este se puede hacer.
En resumen, mi Nexus 4 ha vuelto a nacer, la batería dura como al principio y el procesador se mueve como al principio solo me he quedado sin dos aplicaciones que tenía: el Drop 7 que es un juego tipo Tetris, y en el otro Nexus 4 que tengo no funciona la app de la pulsera Xiaomi, el resto perfecto. Cuando acabas este proceso te queda el móvil sin root, es decir sin permisos de super-administrador por lo que seguirás recibiendo actualizaciones, en mi caso la de Android 4.3., cuando te sale pones el dedo un rato sobre ella y desactivas los mensajes para para parar el tiempo en enero de 2013, es decir en Jelly Bean.
Para dejarlo niquelado sólo falta hacerle un factory reset desde el móvil desde ajustes y ya que nos ponemos, comprarle una funda molona ya que ahora están más baratas y una pegatina para la pantalla.

El paradigma de la gamificación es el Rocksmith, no el WoW #gamification

pantallazo del rocksmithLa potencia sin control no sirve de nada
Pirelli

Estamos en una fase tan temprana de gamificación que no distinguimos si algo esta bien hecho o no por sus resultados sino por lo que un juego engancha a la gente.
Blizzard, la creadora de World of Warcraft sentó cátedra con su capacidad de enganchar, la narrativa es excelente, el incremento de dificultad del juego es perfecto y tiene excelentes recursos para hacernos hacer creer la historia, como mensajes de ayuda o personalización del avatar. Pero no confundamos WoW con gamificación pues es un juego y no tiene un objetivo más allá de ser jugado y pagado.
La gamificación parte de un objetivo, no es un fin sino un medio. Cuando piensas en aprender a tocar la guitarra eléctrica te haces a la idea de estar un año yendo a clase una o dos veces por semana y practicando en casa otras tantas, te ves paseando con la guitarra enfundada en una fría noche de invierno y pagando bastante dinero por ello.
Rocksmith es un programa para ordenador y consola que trae un cable para conectar tu guitarra eléctrica, hace que la guitarra suene a través del ordenador y te dice qué tocar pero sobre todo sabe cuando lo haces bien y cuando das la nota equivocada. Te da libertad para tocar canciones o jugar a videojuegos donde la guitarra es el mando y te hace afinar la guitarra cada dos por tres con su afinador.
Todos tenemos el Guitar Hero en la cabeza, y con el Rocksmith a veces piensas que estas tocando con una guitarra de mentira porque el juego tiene una narrativa similar detrás – si algo ya engancha parqué cambiarlo -.
Cuando acabas de practicar la guitarra en Rocksmith y, al menos en mi caso, vuelves a la aplicación de Steam – que es un distribuidor de videojuegos – te encuentras con un contador de badges conseguidos, pero sobretodo, ves el número de horas practicadas, te lo llevas a horas de ir a una clase y volver,.. y pagarla; y es ahí donde te das cuenta de la enorme potencia de la gamificación combinada con la tecnología, y claro, vas y lo cuentas aquí.
Cuando ves también el callo que tienes en las yemas de los dedos te das cuenta de que esto no es un juego y que tienes nueva destreza con la guitarra, que las primeras lecciones no han conseguido frustrarte y que estás enganchado a tocar, solo te queda el miedo a volar, es decir el día que desenchufes tu guitarra del ordenador y la enchufes a un amplificador.
La única manera de entender un juego es jugarlo así que si tienes una guitarra eléctrica muerta de risa porque te frustró aprender a tocarla, cómprate el Rocksmith y disfruta del viaje.
Al Rocksmith le llamamos juego pero realmente es un método de guitarra.

GTD como técnica y Evernote como herramienta que impulsaron mi productividad

Ojo: si buscas una solución de emergencia, inmediata e indolora este no es el lugar. Hace dos años y medio que decidí dedicar tiempo a mejorar la productividad, he perdido muchas horas buscando y otras muchas aprendiendo, hoy ya considero muy rentable la inversión y quiero hablaros de lo que sí me ha funcionado.
Comencé por leer detenidamente el Get Things Done de David Allen, algo así como Deja las cosas hechas; este libro se ha convertido en un superventas que ha dado paso a evoluciones, versiones, remezclas,… pero él sigue muy vigente hoy en día y eso que la herramienta que plantea es papel. Seguro que con papel funciona pero hay herramientas mejores, ahora bien, el método GTD es la mejor aproximación para arrancar.
GTD nos habla de apuntar rápidamente cualquier cosa que se nos ocurra, de ese modo la apartamos de nuestra memoria de fácil acceso, de nuestra RAM, que así desocupamos para utilizarla en la tarea en marcha. Posteriormente volvemos a leer y procesar todos esos apuntes y se transforman en tareas o material de referencia, o van directamente a la basura.
Y es cierto, GTD te despeja de la cabeza los recados que estarán mejor y más eficientemente guardados en un papel que en la parte más cara de tu cerebro, además duermes tranquilo sabiendo que no tienes nada en tu bandeja de entrada (sea del correo o de la gestión de tareas) porque te demuestra que las bandejas de entrada son solo eso, bandejas de entrada donde los correos o las tareas deben estar temporalmente es decir, solo hasta que son procesadas. No voy a entrar en detalle del método porque me lo podéis preguntar en los comentarios del post o buscar material de referencia, que hay mucho.
La herramienta que se utilice para organizar todo ese sistema de tareas ha de ser: rápida y confiable; rápida porque GTD se basa en que tardes menos de un minuto en escribir una nota y eso es Evernote en mi móvil, ordenador, reloj o tableta; registrando, voz, texto a voz, escritura, fotografía, archivos, reconociendo texto,… Y además ha de ser confiable: guardando todo siempre sincronizado con un magnífico buscador,… y eso es Evernote.
El resto, en mi caso dos años y medio de aprendizaje y mucho que aprender.
¿Dudas?