Conveniencia

Llevo tiempo dándole vueltas a esta palabra, a conveniencia. Si hace años se hablaba de comodidades, esas comodidades que se alcanzaron en Estados Unidos en los setenta, en España en los noventa y en latinoamérica están alcanzando ahora, creo que ahora toca hablar de conveniencia más que de comodidad. Es decir, vamos dejando de perseguir lo cómodo porque ya lo hemos alcanzado; y ahora triunfa lo ajustado. ¿Ajustado a qué?; ajustado a nosotros, a nuestra ubicación, a nuestra apetencia, a nuestra situación familiar, a nuestro trabajo,… a nosotros.
Detona la decisión del polideportivo del polideportivo al que llevo viviendo 5 años a nadar sábados y domingos a las 8 de la mañana de abrir una hora más tarde y eso me hiere en toda la conveniencia. Llamadme Sheldon Cooper, yo tenía mi horario hecho durante 5 años para esto y ahora no sé qué hacer.
Cuando hablamos de robotización o cuando hablamos de trabajos que van siendo usurpados por los robots, hablamos de un cambio que no sucede de un día para otro. Porque primero robotiza la competencia y perdemos competitividad de modo que a los trabajadores más susceptibles de ser sustituidos por robots se les paga menos, luego tienen que trabajar sábados, domingos, noches,… para finalmente ser sustituidos por un robot. Puedes ver esto desde el punto de vista del puesto de trabajo acosado hasta ser extinguido, o lo puedes ver desde el punto de vista del resto, de los que recibimos un mejor servicio a un mejor precio y sobre todo con una mayor conveniencia
Y no, no voy a venir a nadar a las 9 en lugar de a las 8, primero porque servidor nada bastante tiempo, unos 60 largos y eso es un coñazo con otra persona en tu calle, y en segundo lugar porque tengo las mañanas de sábado y domingo pensadas para venir a la piscina y luego que hacer cosas con mis hijos. Así que la solución es cambiar de deporte o cambiar el polideportivo por otro más conveniente.
Que te quiten la conveniencia una vez que lo has conseguido es tan duro como que te quiten la comodidad, es decir el televisor que conseguimos en los 80, con todos esos colores. A la gente que visita centro-África le soprende ver casas pobres con grandes televisores, y es que para los centroafricanos el televisor es una gran comodidad que no están dispuestos a perder aunque se quiten ese dinero de otro lado.
Como siempre, las startups marcan el camino, piensa en todos los unicornios – nuevas empresas que valen más de un millardo de dólares – sólo en conveniencia aplicada al transporte tienes Uber, Ola Cabs y Lyft.

Una respuesta a “Conveniencia”

  1. Hoy, año y medio después sigo sin nadar pero corro a diario. Correr es mucho más conveniente en términos de conveniencia para mí que ir a la piscina.
    Ni me planteo volver a apuntarme al SAGE 2000

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *