Pretotype it, Alberto Savoia

El manifiesto del pretotipado

Asegúrate de estar construyendo la cosa correcta antes de construirla correctamente

los innovadores ganan a las ideas
los pretotipos ganan a los productipos
los datos ganan a las opiniones
el ahora gana al después
el hacer gana al hablar
lo simple gana a lo complejo
el compromiso gana a los comités

El 90% de las aplicaciones móviles no generan ningún ingreso, cuatro de cada cinco startups hace perder dinero a los inversores y un 80% de los nuevos restaurantes cierran antes de cumplir un año. Los nuevos productos que se lanzan al mercado fracasan, pero no fracasan por estar diseñados, construidos o lanzados de forma errónea, sino porque la gente no los desea tener.
«La vida es demasiado corta para construir algo que nadie desea»
Ash Maurya – Autor de Running lean
Cuando quieres saber si algo va a funcionar o no, construyes un prototipo. Un prototipo sirve para responder muchas preguntas, a saber: ¿podemos construirlo?, ¿funcionará?, ¿qué tamaño tendrá?, ¿cuánto costará producirlo?, ¿cuanto durará y cada cuanto tiempo habrá que mantenerlo? y ¿cómo lo usará la gente?.
Alberto Savoia plantea el pretotipado como una técnica mucho más rápida y barata que trata sólo de responder una pregunta: ¿estamos construyendo la cosa correcta? Un pretotipo nos saca del mundo especulativo en el cual nos acabamos creyendo nuestras propias hipótesis, nos deja ver si lo que vamos a crear es algo que la gente desea o no, y lo hace de una forma más rápida y barata el prototipo.
En general me ha gustado el libro, y eso que Alberto Savoia nos deja claro que es un libro corto para probar si la gente desea «tener el de verdad», Pretotype it es en definitiva, un pretotipo.
Este pequeño ensayo tiene una aportación esencial para la cultura lean startup como son método que el autor propone para pretotipar, que a continuación enumero:
– El otomano mecánico, consistente en reemplazar ordenadores caros y complicados o máquinas por personas.
– El Pinocho, consistente en construir una versión del producto sin más funcionalidad que su aspecto
– El producto mínimo viable, consistente en crear una versión con mínima funcionalidad del producto
– El provincial, consistente en hacer una prueba a nivel local antes de hacer un lanzamiento del producto
– La puerta falsa, consistente en publicitar un producto que realmente no tienes
– El pretendido, consistente en alquilar algo antes de lanzarse a invertir dinero en ello
– El re-etiquetado, consistente en poner una etiqueta diferente en un producto que se parezca al que realmente quieres crear

Me recomendó este libro Thibaut Deleval en un comentario a una entrada anterior y ahora os lo recomiendo yo, y aprovecho para darle las gracias a Thibaut.

Sistemas Emergentes IV: Colaboración

El hombre es un animal gregario, está documentado desde la Prehistoria. El desplazamiento desde lo rural hacia lo urbano nos ha hecho más gregarios y las redes sociales de Internet aún más. Digan lo que digan, usar redes sociales no te ancla a la pantalla del ordenador, no tiene nada que ver con los paradigmas programador o videojugador clásicos, y tampoco estos dos últimos son ya solitarios empedernidos. Al revés, ni en una boda – evento social por antonomasia – se ve a tanta gente charlando como en Evento Blog España. El ordenador ha dejado ya de ser personal para convertirse en social y es hoy una ventana al Mundo, como la tele, la calle o las aberturas de nuestra casa.

Colaborar es hoy necesario, no porque sea bonito sino porque es rentable. No eres productivo si no compites y no compites si no colaboras. El problema es que ni nuestros prejuicios ni nuestras leyes están preparadas todavía para la era de la colaboración; pero nos viene dada así que no nos quedará otro remedio que adaptar cabezas y legisladores a esta nueva situación.

Como dice mi tío Eulogio, a Internet no le gusta lo grande, sólo son grandes las herramientas como Google y se llaman estándares. A Internet le gusta lo pequeño. Y los Sistemas Emergentes modelizan el cambio entre muchos pequeños y uno grande; y nos vienen a decir que lo que se genera es grande y de naturaleza distinta a lo pequeño.

Nota: Posibilidad de startup low cost. Podría estar bien una red de búsqueda de socios para proyectos frikis; es algo que muchas veces se echa en falta fuera de los Iniciador, EBE,… Si a alguien le apetece, el dominio jerolo.com está libre – jerolo es una forma coloquial de decir cabeza.

Es que no lo entienden #ebe10

O, como diría Pepu Hernández In-ter-net.
La gente no se está dando cuenta de lo que aquí está pasando, ya tuve esta sensación hace año y medio en el World Wide Web 2009. En aquel caso era aún más sangrante.
La dirección del hotel en el que se celebra Evento Blog España no ha redoblado sus servicios y nos tiene a 2.500 blogueros metidos aquí dentro. ¿No saben lo que es social media? ¿no vislumbran la magnitud? ¿no han visto que esto es una magnífica oportunidad para promocionarse? ¿no han visto que corren un gran riesgo de ser criticados en Internet?

Está claro que no. Y lo mismo les está ocurriendo a empresas e instituciones, pero es que no lo entienden.

Cuando ves un anuncio de un champú en la tele será difícil que te lo compres, pero cuando tu prima de Mojácar te recomienda ése champú es muy probable que te lo compres. Aquí en Sevilla, justo hoy hay una gran concentración de primas de Mojácar, pero los departamentos de márketing de las empresas o no se han enterado, que lo dudo o no lo entienden.
Ayer hablaba este tema con Luis Casas y con Juan Freire, coincidíamos en la magnitud de lo que está ocurriendo, en definitiva, se trata que a tres señores se les ocurrió crear una reunión anual de blogueros hace cinco años en Sevilla. Hoy nos juntamos aquí 2.500 influenciadores y esa fuerza de comunicación no la tiene la Segunda edición del Telediario de hoy sábado, pero no lo entienden.

La marca de gafas Oakley consiguió que los mineros chilenos salieran a superficie con sus lentes puestas, la publicidad generada se valoró en 41M$, pero no lo entienden, no entienden que los Medios de Comunicación han cambiado.

El traje nuevo del Emperador

Érase una vez un sabio emperador de un país llamado Buzzlandia. Dicho emperador leía bandos diarios para educar a los buzzlandeses. Recitaba cada mañana desde su balcón un sabio consejo que los buzzlandeses escuchaban con atención pues el sabio emperador solía prevenirles de lo que se avecinaba, fuera bueno o fuera malo. Los buzzlandeses eran capaces de escuchar una conversación a gran distancia, de modo que no necesitaban abandonar sus quehaceres cotidianos para entender lo que el emperador les quería transmitir cada mañana.

Un buen día supo el emperador que un gran circo llegaría a Buzzlandia. Saboreó satisfecho la buena nueva y bajó las escaleras que dirigían a su escritorio dando noticia de ello a todos aquellos que en su camino halló. Mientras el emperador se esforzaba en redactar su mejor mensaje, aparecieron en la estancia varios cortesanos que le aconsejaron tratar ese bando con solemnidad. El emperador no solía ser solemne con sus bandos, prefería darles un aire más popular, pero aceptó dada la importancia de la noticia.

De modo que el mensaje de esa mañana tan sólo invitaba a los buzzlandeses a asistir aquella tarde a la lectura pública de un bando muy especial. ¡El emperador leerá un bando desde la calle! dijeron al unísono. Y el emperador que, como ellos – incluso más que ellos, tenía un gran oído; el emperador se sobresaltó y miró asustado a todos los cortesanos que le acompañaban, buscando una respuesta, un consejo. Uno de ellos enseguida propuso:  Majestad, hágase usted un traje, la ocasión lo merece. Los demás asintieron.

El emperador nunca se había hecho un traje para una ceremonia; es más, despreciaba ese tipo de fastos. De modo que les dijo: está bien, pero deberá ser sencillo y original. Los cortesanos le recomendaron que acudiera a Esteban el trabajador, un sastre perfeccionista y visionario que anticipaba las tendencias de la moda de Buzzlandia. Rápidamente dos lacayos sacaron a Esteban de su taller. El pobre hombre no pudo más que darle un mordisco a una manzana que se disponía a almorzar, como cada mañana. Dejó, muy a su pesar, la manzana cuidadosamente sobre la mesa y se hizo acompañar a palacio.

Esteban se decidió a hacer un traje de aire de sabiduría; se encerró en una dependencia de palacio y horas mas tarde invitó al emperador a ponérselo. El emperador notaba que aquel aire de sabiduría no abrigaba demasiado, aunque era muy cómodo. Estaba más pendiente de la lectura de su bando que de las formas en que lo iba a hacer. Nada más abrirse la puerta de palacio, un juglar que allí estaba exclamó haciendo muecas: el emperador está desnudo. El emperador le miró con desprecio y la gente no se atrevió a transmitirse dicho mensaje más que al oído. El carpintero que escribe estos hechos indicó: no parece adecuado ese traje para él. Esta vez, el emperador miró a este humilde carpintero con aire firme, como invitándole a mantener la solemnidad del acto.

El mensaje iba corriendo por las catacumbas de Buzzlandia pues nadie se atrevía a alzar la voz hasta que llegó el General, un hombre muy popular entre los jóvenes guerreros del aquel país. El General alzó la voz para decir: Majestad, además de ir desnudo lleva usted en la mano un sable en lugar del bando

Han ayudado en la redacción de este cuento las infantas: Mercedes, Pilar y Cristina, así como los infantes Javier y Emilio. Este humilde carpintero te invita a continuarlo.

Enrique Dans: ni ángel ni demonio

Enrique Dans ha ido marcando tendencias web a través de su blog, ha influido en muchos de nosotros desde que en abril de 2003 comenzara a publicarlo. Ha sido crítico con los viejos modelos de las industrias culturales, y ha defendido el conocimiento en abierto hasta la extenuación; ha sido siempre capaz de entender el cambio de paradigma desde proteger hacia compartir. Enrique ha conseguido evangelizar masas, pese a que, en círculos íntimos confesaba su frustración por tener su casa – el Instituto de Empresa – amueblada íntegramente con productos de Microsoft.

Dans acaba de publicar un libro titulado Todo va a cambiar. Y, al menos con el título, estoy completamente de acuerdo; es más, creo que todo ha cambiado ya, aunque todavía es pronto para ver sus consecuencias y, mucho más aún, para analizarlas. Los historiadores suelen mirar hacia atrás y buscar una fecha representativa del cambio; fecha que, habitualmente, es anterior a la percepción de los que lo viven. En este caso apuesto porque los historiadores asignarán el 11 de septiembre de 2001 como el momento del cambio; pese a que fue a partir de 2007 cuando realmente comenzamos a sentir las consecuencias.

Volviendo a Enrique Dans, y al título de esta entrada, resulta que su libro no es coherente, ni en la forma ni en el fondo, con lo que viene proclamando desde hace siete años. En la forma porque ha protegido la versión digital de su libro con DRM. Y en el fondo porque las ideas que plantea contradicen tesis anteriores y confirman que el modelo gratuito es un mal negocio.

La coherencia interna es la prueba del siete de una película, de un libro o de un plan estratégico; pero, sobre todo, es la constatación de un gran carácter. Y Personas con gran carácter hay pocas, muy pocas, y cada día habrá menos. Me explico: Enrique Dans lleva publicando años una línea de pensamiento y ahora publica otra; la constante es la palabra publicar. Si no hubiese difundido ampliamente sus ideas, serían muy pocos los que hubiesen observado esa incoherencia. Y ahora cada vez se publica más, por lo que cada vez es más fácil contradecirse. De modo que no veo a Dans como un demonio, al igual que tampoco antes lo veía como un ángel; es sólo una persona, como tú y como yo.

Foto extraída del Blog de Enrique Dans

Por el ego muere el bloguero #manifiesto

Tengo dos noticias para tí, una buena y una mala. La buena es que ya no se cerrarán webs sin una autorización judicial. La mala que Internet no es neutral y que cada vez lo será menos.

Internet no es neutral desde que diversos operadores cortaron los P2P. Me temo que la primera década del siglo XXI será recordada como la de los años dorados de Internet.

Una red peer-to-peer (P2P) o red de pares, es una red de computadoras en la que todos o algunos aspectos de esta funcionan sin clientes ni servidores fijos, sino una serie de nodos que se comportan como iguales entre si. Es decir, actúan simultáneamente como clientes y servidores respecto a los demás nodos de la red.

Fuente Wikipedia

Estas redes de pares son una vía para la mejora en la transferencia de información, hay multitud de investigadores trabajando en P2P, aportan potencia, deslocalización y optimización de las comunicaciones. Pero según el proveedor de Internet que hayas contratado las tienes cortadas o no, es decir, puedes haber contratado algo que viene mutilado.

Hace unos días la Ministra de Cultura presentó un anteproyecto de ley que limitaba la libertad en Internet, un colectivo se auto-organizó rápidamente y lanzó el Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales de Internet, se auto-generó desde los medios sociales de comunicación un movimiento de apoyo al manifiesto, y acabó por saltar a los medios de comunicación de masas.

El Ministerio reacciona convocando con 18 horas de plazo una reunión de blogueros representativos y respetados, y les da plantón antes de llegar a los temas más conflictivos, horas más tarde el Presidente del Gobierno rectifica uno de los puntos críticos, el que no hace falta un juez para cerrar una web de descargas.

Ningún colectivo influyente, como es el de los blogueros, hubiera aceptado una reunión así, pero es que, en primer lugar, los blogueros no somos un colectivo organizado desde arriba hacia abajo, como puede ser un ministerio o una asociación. Internet se auto-organiza, es un sistema emergente en sí mismo, es un hermoso y anárquico país sin bandera y sin frontera, es espejo y fuente de inspiración del Siglo XXI.

Los blogueros que asistieron, o que asistimos porque me merecen todo el respeto para representar a los medios sociales, aceptaron la reunión porque están organizados desde abajo, porque piensan en el procomún y porque no podían resistirse a subir una foto de la sala, escribir un twitt desde allí o una entrada contada en primera persona, es decir el ego, y es que creo que el ego es inherente al blog.

En las tertulias radiofónicas de esta noche han separado a los internautas de los seres humanos, han idenificado Internet con un Far west en el que ladrones y pedrastas campan a sus anchas. En definitiva, han comenzado a allanar el camino para seguir recortando la libertad en la Red. Los tertulianos radiofónicos son personas capaces de opinar ex cathedra hoy de el tráfico de droga en Afganistán y mañana de la situación económica de Inmobiliaria colonial. Y sobre todo están a sueldo de los grandes medios de comunicación de masas. Y no olvidemos que la auténtica guerra se está librando entre los medios sociales y los de masas, hace 10 años el ratio mass media Vs. social media era de 99 : 1, pero hoy quizás sea de 80 : 20, y subiendo.

Por Internet pasan los mismos pedrastas que por la Gran vía de Madrid, pero en Internet es mucho más facil cazalos porque todo deja rastro, y en la acera de la Gran Vía no. Los políticos están acostumbrados a tener áreas de poder y a que la suma de esas áreas sea igual al conjunto del país que gobiernan, pero Internet no pueden someterlo, está fuera de control, es una hermosa anarquía auto-gestionada; y eso no les gusta.

La mediocridad es enemigo de la transparencia

La web 2.0, es decir aquella en la que, además de leer, se nos permite escribir, está suponiendo un cambio mental en todos los que trabajamos con el cerebro y no con los músculos, y aún más, está delatando a los mediocres.

Me explico, si no tienes nada que ocultar, ¿por qué no vas a publicarlo?, no hablamos sólo de filantropía, de publicar para “hacer crecer el Conocimiento universal”, no, hablamos de transparencia, más necesaria aún cuando son fondos públicos los que pagan tu sueldo.

Parece que, en España, la Administración está haciendo grandes cambios en sus procedimientos para adaptarse a la era digital, la idea es evitar las pédidas de tiempo y hacer una Administración transparente, pero esto choca con las ideas de muchos gestores, más identificados con el modelo de Don Vito Corleone en El Padrino: Un siciliano piensa, si la información puede valer dinero ¿por qué razón iba yo a dártela gratis?. Creo que la transición hacia la Administración electrónica se materializará en cinco años, pero conseguir que, además sea transparente puede que no se llegue a lograr nunca si no somos capaces de eliminar este tipo de clichés.

Carlos Blanco acaba de escribir algo parecido pero aplicado al mundo de la empresa

¿Cuándo se acabará la crisis?

Mi apuesta es que se acabara cuando:
1. La vivienda baje un 30%, que es la sobrevaloración que estimaba la OCDE en España en enero de 2007
2. Se tomen medidas contra la especulación financiera, por ejemplo, se prohiba (ya se ha hecho en algunos casos) la compra de acciones a descubierto y que las rentas de la especulación (18%) tributen al Fisco más que las del trabajo (20%) y las empresariales (30%)

Internet es una chufla II

Un dato demoledor sobre la burbuja internet a la que estamos asistiendo, cada usuario de Facebook “vale” 238€, sacado del blog de Eneko Knörr, que ha publicado unos datos tan sencillos como los siguientes:

-Ingresos 2007: 150 millones. Valoración: cien veces los ingresos.

-Ingresos estimados 2008: 300 millones. Valoración: 50 veces los ingresos.

Ebitda estimado 2008: 50 millones. El ratio Precio/Ebitda asciende a 300 veces.

-Los últimos datos hablan de unos 63 millones de usuarios: 238 euros por usuario (!!!!!)

¿Ha vuelto la burbuja de Internet, en que se valoraba el número de usuarios en lugar de los beneficios?

Ya lo he comentado aquí, los usuarios de Internet no son fieles, no se puede extrapolar un modelo de ingresos de un sector como el eléctrico a Internet, durante los últimos 50 años y seguramente, durante los próximos 50 años viviremos atados a un cable eléctrico, pero no vamos a estar el próximo medio siglo entrando diariamente en Facebook. Después de Internet 2.0 llegará el 2.5, es decir sitios que incluyan aplicaciones de inteligencia artificial como puede ser la figura del recomendador, y luego… luego Internet acabará por pasarse de moda como ocurre con todo.