Conveniencia

Llevo tiempo dándole vueltas a esta palabra, a conveniencia. Si hace años se hablaba de comodidades, esas comodidades que se alcanzaron en Estados Unidos en los setenta, en España en los noventa y en latinoamérica están alcanzando ahora, creo que ahora toca hablar de conveniencia más que de comodidad. Es decir, vamos dejando de perseguir lo cómodo porque ya lo hemos alcanzado; y ahora triunfa lo ajustado. ¿Ajustado a qué?; ajustado a nosotros, a nuestra ubicación, a nuestra apetencia, a nuestra situación familiar, a nuestro trabajo,… a nosotros.
Detona la decisión del polideportivo del polideportivo al que llevo viviendo 5 años a nadar sábados y domingos a las 8 de la mañana de abrir una hora más tarde y eso me hiere en toda la conveniencia. Llamadme Sheldon Cooper, yo tenía mi horario hecho durante 5 años para esto y ahora no sé qué hacer.
Cuando hablamos de robotización o cuando hablamos de trabajos que van siendo usurpados por los robots, hablamos de un cambio que no sucede de un día para otro. Porque primero robotiza la competencia y perdemos competitividad de modo que a los trabajadores más susceptibles de ser sustituidos por robots se les paga menos, luego tienen que trabajar sábados, domingos, noches,… para finalmente ser sustituidos por un robot. Puedes ver esto desde el punto de vista del puesto de trabajo acosado hasta ser extinguido, o lo puedes ver desde el punto de vista del resto, de los que recibimos un mejor servicio a un mejor precio y sobre todo con una mayor conveniencia
Y no, no voy a venir a nadar a las 9 en lugar de a las 8, primero porque servidor nada bastante tiempo, unos 60 largos y eso es un coñazo con otra persona en tu calle, y en segundo lugar porque tengo las mañanas de sábado y domingo pensadas para venir a la piscina y luego que hacer cosas con mis hijos. Así que la solución es cambiar de deporte o cambiar el polideportivo por otro más conveniente.
Que te quiten la conveniencia una vez que lo has conseguido es tan duro como que te quiten la comodidad, es decir el televisor que conseguimos en los 80, con todos esos colores. A la gente que visita centro-África le soprende ver casas pobres con grandes televisores, y es que para los centroafricanos el televisor es una gran comodidad que no están dispuestos a perder aunque se quiten ese dinero de otro lado.
Como siempre, las startups marcan el camino, piensa en todos los unicornios – nuevas empresas que valen más de un millardo de dólares – sólo en conveniencia aplicada al transporte tienes Uber, Ola Cabs y Lyft.

La bicicleta es la solución a la contaminación, al estrés y a la obesidad

imagina que la bici desplaza al cocheVivimos en un mundo cuyas virtudes son a su vez sus debilidades pero la bicicleta puede curarlo todo.

La tecnología nos ha hecho productivos, el capitalismo nos ha hecho competitivos y la sobreproducción de bienes y servicios nos ha hecho cómodos.

Pero a su vez, la productividad ha exigido sacrificios  medioambientales, gastamos muchas materias primas, estamos agotando los combustibles fósiles y seguimos aumentando la concentración atmosférica de CO2.

La competitividad tampoco nos ha salido gratis, pese a vivir con más comodidad que nunca antes en la historia humana no somos tan felices como cupiera esperar, no somos felices porque estamos angustiados; en las grandes ciudades vivimos en tensión, estresados por el trabajo, las obligaciones y las noticias de cada día.

La  sobreproducción de bienes ha dañado al medio ambiente pero también a nuestro propio cuerpo. Comemos basura, eso sí, esta basura es cómoda, barata y adictiva porque la industria alimentaria conoce nuestros puntos débiles. Además no gastamos la energía que viene con ésa basura porque no caminamos, vemos el ejercicio como algo principalmente recreativo y no como una forma de desplazarnos.

La bicicleta ataca todos esos males, es decir, como gastamos energía no estamos gordos y además generamos endorfinas que van directamente a tapar el estrés; también es un vehículo de emisiones cero.

La bicicleta tuvo su apogeo desde finales del siglo XIX hasta mediados del XX en que fue devorada por el voraz automobilista; y sí, su apogeo fue como medio de transporte mucho más que como accesorio deportivo. pero no siempre fue así ya que la bici se inventó para dar una ventaja militar sobre la caballería ya que un caballo no puede hacer largos desplazamientos día tras día y un vehículo de propulsión humana sí podría hacer 300 km en una semana.

Hoy la bici en España sigue siendo un vehículo non grato porque no tenemos ni un solo político que vaya a trabajar en bici. Desgraciadamente tenemos muy pocos políticos que vayan a trabajar porque no han hecho otra cosa en su vida más que afiliarse a un partido.

Hackear la educación VIII: mantengamos la ilusión

A los seis años un niño entra en nuestro sistema educativo queriendo ser un astronauta y sale a los veintidós queriendo ser un funcionario.
¿Por qué laminamos su ilusión?
¿Por qué los vamos convirtiendo poco a poco en  hombrecillos grises?
¿Por qué tratamos de hacer de ellos algo que no tiene cabida en el siglo XXI,  como son las maquinas de repetir?
Proyectamos en ellos nuestros miedos y sólo hemos conseguido tener una montaña de viejos de quince años.
Los adultos creativos no somos más que niños que hemos sobrevivido al craqueo de nuestro sistema educativo.

Hackear la educación I: creatividad por defecto

The grey elephant

Hace treinta años el dogma imperante marcaba que la creatividad era negativa en sí misma, que los creativos éramos personas molestas que no rendíamos como los demás ni en el estudio ni en el trabajo. No hablábamos de aprender o de crear sino de estudiar o trabajar. Identificábamos lo profesional con lo aburrido.
Hoy sabemos que quien pueda ser sustituido por un robot será sustituido por un robot.
Un joven de veinte años estará ahora mismo examinándome del carnet de conducir taxis con la idea de trabajar los próximos 47 años de su vida conduciendo un taxi, cuando en 5 o 10 años gran parte de los taxis se conducirán solos.
Hay un abismo educativo entre los listos y los tontos, aunque realmente la diferencia no esté en la inteligencia de los niños ni tampoco en las posibilidades, sino que lo importante es la inquietud por aprender y en Internet tienes todo el conocimiento.
Aprender es hoy un tema tan serio que sólo podemos hacerlo a través del juego.
Hace quince años mi madre postuló en su tesis doctoral que un niño de alta capacidad tenía que tener tres atributos en abundancia: inteligencia, tesón y creatividad. Lo que no decía es que quince años antes evitaba utilizar la palabra creatividad en las charlas pues tenía connotaciones negativas, en su lugar utilizaba eufemismos como buscar soluciones distintas.
No tenia en mente escribir esta cadena de entradas, si bien son ideas que tengo desde hace tiempo, quizás es The grey elephant y los Chiquitectos que andan por aquí quienes me han empujado.
Hackear la educación es reventarla desde dentro, sin aspavientos ni violencia, poco a poco. Niños brillantes que además son creativos pero sobre todo tienen inquietud por aprender constantemente.
Hay que hackear la educación. Hay que poner la creatividad por defecto bajo la premisa de que la creatividad es buena por sí misma.

La iniciativa no se crea ni se destruye, sólo se transforma.

La iniciativa es la clave para ser competitivos en el siglo XXI porque ya no vale con cumplir en el trabajo sino que hay que comprometerse, porque ya no vale con hacer bien las cosas sino que hay que ir un paso mas allá que los demás, porque ya no vale con saber hacer algo sino que hay que aprender constantemente, porque ya no vale con trabajar sino que hay que disfrutar con lo que se hace.

En este turbulento siglo un pais vale lo que vale la iniciativa de sus ciudadanos y eso lo han tenido claro los norteamericanos que van a dar visados a los emprendedores que quieran ir allí. Emprender no quiere decir que vayas a tener éxito, la mayor parte de las nuevas empresas acaban fracasando, pero sí quiere decir que tienes iniciativa, solo aquel que tiene iniciativa emprende, de modo que traer a emprendedores a tu país sí implica traer a personas con iniciativa, que son las condenadas a gobernar este siglo.

Por otro lado hoy cuesta más reparar nuestras empresas que crearlas de cero; se que es duro leer esto, es mejor destruir y crear que tratar de reformar las estructuras productivas del siglo XX.

yo hago nuevas todas las cosas (Ap 21, 5)

La exclusión está a la vuelta de la esquina. Pronto en tu propio edificio

En estos días lluviosos y desapacibles no puedo quitarme de la cabeza a la gente que veo pidiendo por la calle porque son iguales a tí y a mí.

Una hipoteca es un préstamo con garantías reales, es decir, la casa garantiza la devolución de la cantidad adeudada. Cuando se deprecian los pisos quien debería estar pillado es el banco pero no, en España no tenemos dación en pago por lo que van directamente contra tu patrimonio cuando la subasta de la vivienda no satisface la deuda pendiente.

Los bancos no paran de coleccionar pisos que no acaban de vender porque en el camino hundirían los precios y con ellos sus ya maltrechos balances, que por otra parte nadie se cree.

Hace mas de cuatro años que mi admirado tío Eulogio comenzó a proclamar que quiebren los bancos, que quiebren los países. Este verano, al igual que los anteriores, pasé casi un mes en Portugal; nuestros hermanos están como nosotros sólo que van un año y medio por delante y tienen menos capacidad de negociación ante Bruselas que España, pero por lo demás somos idénticos. El caso es que Portugal ha hecho una nueva, la enésima, inyección de liquidez a la banca; lo cual me hace pensar que esta banca no tiene solución y nos estamos reventando a nadar para acabar muriendo en la orilla. Cuando una profesora de ballet evalúa riesgos en la CAM porque le tocó un sorteo ante notario da igual el dinero que inyectes ahí pues es un saco roto, un saco roto que un servidor postula íntimamente ligado a la corrupción que toleramos y validamos cada cuatro años en las urnas.

De hecho se podría dar la siguiente paradoja: Imaginemos que mañana por la mañana una caja desahucia a una familia de su piso por no pagar la hipoteca. Cuando estén en la calle irán a un supermercado a comprar pan y fiambre para hacer unos bocadillos. La madre mirará el ticket y verá escrito: TOTAL IVA 1.00€ y pensará: una buena parte de este euro va a pagar el agujero del que me acaba de desahuciar. Si yo no pago mi deuda con ellos me echan de casa, si ellos no pagan sus deudas yo se las pago con mis impuestos. No es justo. Las injusticias se acaban pagando, quizás sea donde menos lo esperemos, pero las acabaremos pagando.

Sucede que una mujer se ha suicidado cuando le estaban deshauciando y se ha abierto un debate sobre los deshaucios en el que los jueces protestan por ser meras herramientas de los bancos, hasta el punto de que Kutxabank y Caja Laboral hayan suspendido temporalmente la ejecución de desahucios a la espera de una eventual reforma legislativa. El sentido común rechina cuando pensamos en el dinero que estamos invirtiendo en nacionalizar bancos quebrados para que luego ellos le quiten la vivienda a nuestro vecino y la exclusión social aparezca en nuestro propio bloque de viviendas.

La Bullipedia de Ferrán Adriá y los modelos de negocio basados en contenidos

Ayer tuve la suerte de ver a Ferrán Adriá en directo. Como nadie es profeta en su tierra Adriá es denostado por la mitad cainita de España.

El caso es que hay consenso para considerarle el mejor cocinero del mundo y una de las diez personas más innovadoras del planeta. Si nos ponemos a buscar qué español puede considerarse el mejor del mundo en algo tendríamos que ir a los deportes, y seguramente encontremos mas medallas de plata que otra cosa en estos momentos; pienso en Rafa Nadal, Fernando Alonso o Xavi Hernández.

Adriá, que ya lo ha conseguido todo como cocinero, presentó ayer un proyecto utópico, ambicioso y global porque, en sus propias palabras hoy en día el mundo funciona así. Se ampliará la sede de Cala Montjoi para dar cabida a El Bulli Foundation que dedicará un 95% a innovar y un 5% a dar de comer a la gente, y difundirá el conocimiento generado en Internet a través de la Bullipedia.

La misión de su fundación es hacer eficiente la innovación, algo que choca a ciertas personas dado que derrocha ingredientes y medios para cocinar, pero no caen en que el lujo es un mercado creciente conforme crece la desigualdad en el mundo, que el público objetivo de Adriá es cada vez mayor y más rico. Pero además nos ha servido para posicionar muy bien la marca España, algo que tal vez solo haya conseguido nuestra Selección de fútbol.
Puestos a echarle en cara cosas, al bueno de Ferrán también le reprochamos que haya levantado un montón de dinero de Telefónica entre otros con suma facilidad, así emprende cualquiera. Y claro que Adriá es un emprendedor, y claro que no ha perdido ni un ápice de ambición, pues sí cuando creó El Bulli se propuso ser el mejor cocinero del mundo, ahora se propone un reto igual o mayor, ser el Jimy Wales español, crear el referente mundial en cocina e innovación, ¡toma ya!
Levantar dinero público o de grandes empresas puede resultar más sencillo que conseguirlo de un inversor que busque la rentabilidad, pues si partes de una marca personal como la de Adriá o de una institución pública dispones de una situación de fuerza que casi te garantiza el éxito. Hace tres años viví una situación similar en EOI como intraemprendedor, casi me daba vergüenza la facilidad con la que se conseguía el dinero, otra cosa fue después todas las ataduras que este dinero, que no busca rentabilidad genera. No tengo nada claro que sea una opción más fácil que la de usar dinero de inversores pues exige justificaciones a varios niveles: administrativo, institucional y político, las cuales pueden dar al traste con la viabilidad del proyecto. Es por eso que deseo mucha suerte y mano izquierda a nuestro cocinero, la va a necesitar.
No quiero pasar por alto una hipótesis que Adriá postula para su proyecto y es que el Internet de calidad no va a ser gratis, que él no cree en el todo gratis. Basta con leer mi post anterior sobre innovación en modelos de negocio para darse cuenta que yo tampoco creo, ahora bien los contenidos han perdido su valor económico aunque son más valiosos que nunca, esta paradoja se revela en la situación de los medios de comunicación tradicionales o de las discográficas. Los contenidos son hoy un medio para posicionar un proyecto, para convertirlo en referente. En innovación no hay medalla de plata, nadie sabe quien es el segundo cocinero más innovador del mundo, pero todos sabemos que Ferrán Adriá es el primero; y ése liderazgo se consigue a través de los contenidos que se liberan, que se dan gratis.
La mayor parte de los fondos de capital riesgo se están saliendo del sector contenidos precisamente porque no generan dinero en sí, aunque generen más valor que nunca, si bien ese valor no suele ser capturado en dinero. ¿Y cómo solucionamos esto?, con creatividad en el modelo de negocio. Cuando generamos y liberamos contenidos catalizamos una lluvia de información, si somos referentes, nuestra información se multiplica por diez, por cien, mil o un millón cuando la liberamos; es un fenómeno viral que se transmite uno a uno, punto a punto porque es bidireccional al contrario de lo que sucedía con los medios de masas que reinaron el Siglo XX y revelaron su potencia en la emisión radiofónica de La guerra de los mundos, cuando H.G. Wells consiguió sacar a la calle a los norteamericanos que creyeron estar siendo invadidos por extraterrestres.
Esa lluvia de información con muchas más gotas de las que inicialmente nosotros lanzamos ha de ser capturada y convertida en dinero para que el negocio sea sostenible, para ello hemos de tener uno o varios cubos capaces de capturar esa lluvia de información que se ha convertido en comunicación de persona a persona. Desde el liderazgo se pueden vender experiencias como visitar El Bulli, las certificaciones o el merchandishing; se puede cobrar por publicitar marcas o validar productos, pero querido Ferrán, yo creo que no se puede cobrar por el acceso a los contenidos pues vivimos en la era de la colaboración y de la transparencia.

Innova en modelo de negocio, no en producto

  1. Hoy se innova mas en modelo de negocio que en producto o servicio, estamos diseñando los nuevos paradigmas de gestión empresarial
  2. No sabes lo que el mercado quiere pero puedes aprender de él
  3. Probar es hoy mas rápido y barato que nunca. Fracasa y aprende
  4. Prototipar vuelve a estar de moda, la Revolución Industrial está superada al fin
  5. Solo los perdedores apelan ya a la ortodoxia en gestión empresarial. 2007 nunca mas va a volver. No mires atrás
  6. No hay sobrecualificación sino infraempleo porque nos faltan empresas que generen valor como las startups
  7.  La capacidad de maniobra es una de tus posesiones mas preciadas. Se ligero
  8. La iniciativa es hoy mas necesaria que nunca. Si no te sale búscala, si no la encuentras es que no estás tan mal como crees
  9. Si quieres crear una empresa crea una empresa, no te pongas a estudiar. Lo que tengas que aprender lo encontrarás por el camino. Ya nadie sabe qué se debe aprender y qué no se debe aprender
  10. Hoy arriesgarse es lo mas seguro

 

StartupSpain VI. Una chispa en el ecosistema

En esta entrada quiero mostrar, a grandes rasgos, lo que es nuestro dibujo de StartupSpain. Un proyecto con cuerpo de startup para ayudar a startups y que esperamos empezar a materializar a lo largo del otoño.

Se acabó la era de los grandes gastos públicos. Instituciones y gobiernos han de ser jibarizados para reducir el gasto público simplemente porque no hay ingresos que lo soporten. Corren buenos tiempos para la inciativa individual pues hay muchos huecos sin cubrir en el mercado, y lo viejo es ineficiente en muchos casos. Es mas rentable crear que reformar, pues ahora son las ardillas y no los mamuts quienes ganan la carrera.

Hay mucha y muy buena gente haciendo ecosistema para startups en España, el problema es que no son capaces de ganarse la vida con su trabajo, les falta un modelo de negocio. Por el lado de la demanda, los emprendedores necesitan esos apoyos pero no pueden pagarlos. Debemos llegar a un compromiso para que desde la iniciativa privada se aporte ese dinero que permita mover la rueda, y desde el lado público no se dificulte y se ayude en la medida de lo posible.

Fondos hay, pero tienen que articularse en una sola dirección, unificar iniciativas bajo un sello, bajo una marca-país, bajo un modelo de negocio que permita jugar y ganar a todos aquellos que aportan valor al Ecosistema, con premisas de transparencia y colaboración. StartupSpain no es el terreno ni tampoco son los jugadores, pero sí son las reglas de juego.

No debemos perder de vista que StartupSpain es una iniciativa nacional para proyectar a nuestros mejores emprendedeores en el exterior, no obstante el trabajo a pie de terreno ha de ser a través de socios locales coordinados en una metodología sobradamente probada. Tengamos en cuenta también que podemos ser modelo para toda Hispanoamérica, y que esa metodología se puede adaptar rápidamente a países con nuestro idioma y con una cultura parecida; países que, a diferencia de nosotros están creciendo si bien carecen de la infraestructura que nosotros tenemos, podemos y debemos prestarles.

Si hacemos un símil con una reacción de combustión, StartupSpain es una chispa en el ecosistema español de startups; es el catalizador que hace reaccionar a unos actores con los otros, es el cemento que une al ecosistema. No es el combustible sino la chispa; no es el reactor sino el catalizador; no son los ladrillos sino el cemento. StartupSpain es la marca-país para nuestras nuevas empresas de alto potencial de crecimiento.