Revelado de un sistema emergente

Categories ocurrencias

Un sistema emergente se forma por muchas interacciones de muchos individuos.

hormiguero revelado con aluminio líquidoEs decir, encierras a muchos individuos simples como las hormigas que tienen patrones de comunicación simples, como son los diez vocablos que manejan las hormigas; en un espacio, como es el hormiguero que ellas van creando y modificando con el tiempo. De algo así no cabría esperar un resultado distinto de la suma de los resultados de cada hormiga a no ser que una super-hormiga las coordinase y decidiese que han de hacer cada una de ellas. Pero los animales gregarios nos dan sorpresas.

De manera que cuando un grupo de animales simples viven juntos durante un tiempo y revelamos sus construcciones echando aluminio fundido, te encuentras algo como esta super-estructura tridimensional que te da idea de que lo que ha sucedido ahí dentro es mucho más que la suma de las inteligencias de las hormigas.

La persistencia en el tiempo de comunicaciones entre muchos individuos da lugar a una serie de conclusiones que los individuos no podrían tomar por sí solos.

Aquí es donde surge la tentación de pensar en una hormiga reina, mucho mas lista que las demás y que va dando órdenes al resto del hormiguero; pero esta hipótesis solo es una quimera que han descartado ya los biólogos. Ni la hormiga reina ni tampoco la abeja reina hacen más que poner huevos, no dan órdenes a nadie; ni tampoco hay centuriones, jefes ni nada por el estilo.

Las hormigas se auto-organizan igual que nos sucede a nosotros en muchas ocasiones, de muchas interacciones uno a uno surgen grandes cosas como esta.

En este caso se trata de un hormiguero bastante pequeño pero nos da idea de lo que se puede llegar a hacer. Aquí tenéis el video del proceso.

¿Cómo debe ser una red social para que funcione?

Categories Internet

Si quieres construir una red social y te fijas en aquellas que ya han tenido éxito, como Facebook, llegarás tarde a la carrera evolutiva de las web 2.0; ten en cuenta que las redes sociales con éxito en 2006 eran mejores que las de 2005 y peores que las surgidas en 2007, por eso, en este momento es mejor olvidarse de Linkedin, Youtube y Orkut para buscar una mayor perspectiva, ese punto de vista mas alejado de las noticias de Techcrunch te lo puede dar la idea de la complejidad, y en concreto los sistemas emergentes.
Sistemas emergentes es un libro de 2001 escrito por Steven Johnson, un gurú de la informática, y parte de sesenta años de investigación en campos como: la Biología, las Matemáticas, la Informática o la Planificación urbanística. Basándose en la diferencia de comportamiento entre un elemento simple y un gran sistema formado por muchos de esos elementos se llaga a la conclusión de que “mas es diferente”, el eslogan de la teoría de la complejidad. He metido todo este rollo para ver que las conclusiones obtenidas del comportamiento de las hormigas pueden ayudarnos a entender el funcionamiento de una red social de Internet, así como muchos otros sistemas complejos.
La ignorancia es útil. Los sistemas emergentes pueden volverse inmanejables cuando sus elementos son excesivamente complejos.
Alentar los encuentros casuales. Los encuentros entre elementos del sistema son individualmente arbitrarios pero en conjunto permiten medir y alterar el estado macro de todo el sistema.
Buscar patrones en los signos. Reconocer los signos de varios elementos del sistema permite obtener información sobre el estado global.
Prestar atención a tus vecinos. La información local conduce a la sabiduría global.

Entrada publicada en diciembre de 2008 en madri+d

Sistemas Emergentes V: Facebook

Categories Internet

Ojo con Facebook que va camino de convertirse en el próximo malo de la película.

La posición dominante que tiene en el mercado del tráfico de Internet en general y de las redes sociales en particular, sumada a la testosterona de un mozo de 26 años han llevado a Facebook en una posición agresiva. Sus políticas hacen que Facebook sí se puede meter en otras webs pero no al revés. Os pongo un ejemplo, con tu Facebook puedes acceder a tu Gmail pero con tu Gmail no puedes ir a tu cuenta de Facebook.

Como siempre son las personas quienes están detrás de todo esto. Facebook la hicieron un grupo de estudiantes para salir de copas. Google la hicieron dos aficionados a los Lego y obsesos de los ordenadores que, en cuanto empezaron a levantar inversión contrataron a un todo terreno que había pasado por Sun, Novel o Apple para que gestionara la empresa.

El caso es que hay asimetría entre los hormigueros de Google y de Facebook, digamos que hay un Gore-tex en medio, una membrana que deja pasar bien en un sentido pero no en el otro. Como es natural y al igual que Google, Facebook tiene obsesión por guardar la información, de manera que fija y publica cosas que tú quizás no quieras que se fijen y publiquen.

Eso sí, para usar Facebook no tienes que convencer a nadie; te das de alta, le dejas tragar tu lista de contactos de tu correo electrónico – que es una red social más -, por ejemplo que los trague de tu Gmail – que Google si le deja – y te encuentras a uno que jugaba a rugby contigo a los quince años y hasta a las amigas de tu madre.

Por lo que dicen Mark Zuckerberg, director ejecutivo de Facebook está clavado en su película: La red social.

Nota: yo uso Facebook aunque la que más me gusta es Twitter.