in actualidad

Twitter hackeado. Moraleja: no tengas éxito

Se está imponiendo en la carrera por ganar en Internet una guerra sucia, que en su momento ya afectó a Menéame, una de las mejores webs españolas, que tuvo que sufrir ataques DDoS, e incluso les llegaron a pedir dinero para dejarles en paz. Un DDos se basa en infectar a ordenadores que se dedican a pedir una página de forma coordinada, de modo que llegan a colapsar al servidor en cuestión.

Ahora le ha tocado a Twitter, que estaba siendo la empresa más exitosa de Internet en los últimos meses, su simplicidad (microblogging) y su buen funcionamiento estaban causando furor, además Google trata tan bién los mensajes escritos en Twitter que se se había convertído en una fantástica herramienta de marketing; en fin que todo les iba muy bien, incluso, hace unos días se publicó que ya disponía de una forma de generar ingresos, con lo que se cerraba un círculo virtuoso: buena reputación, modelo de ingresos y aumento imparable de usuarios. Y claro a alguien eso no le venía bien y comenzaron los ataques, y poco después se empieza a hablar de fallos de seguridad; quizás sea sólo una casualidad el interés de Facebook en comprar Twitter, o que diversos analistas hablaban de su gran potencial de generar ingresos. En resumen, que un hacker que se dedica a evaluar la vulnerabilidad de una página puede ser muy bueno, pero alguien que actua a modo de matón mafioso no nos beneficia en absoluto.

Deja un comentario

  1. Siempre va a haber gente tratando de hacer daño, hacer daño siempre es más fácil que hacer algo bien.
    Twitter está siendo una revolución que poco a poco va calando, está reduciendo el número de emails que se envían y reciben, y está fomentando una forma de tratar temas de forma rápida, obviamente siempre habrá quien se enfade de no haberlo inventado él :-)
    Ahora mismo twitter es uno de los servicios por los cuales la gente pagaría 5 euros al mes tranquilamente con alguna funcionalidad más