No nos quedemos quietos: por qué necesitamos innovar en lo social

Este es el prólogo del último libro de Jaime Bravo, un emprendedor de 15 años que te recomiendo encarecidamente leer. Y del que me siento muy, pero que muy orgulloso, mas aún cuando el epílogo lo ha escrito otro crack de 15 años, un programador inconformista llamado Jorge Izquierdo que sujeta un megáfono en la foto junto a Jaime.

Los soñadores vivimos un gran momento. Jaime es un soñador de quince años que ha elegido ser economista, y deberíamos tomárnoslo en serio, en primer lugar porque los viejos economistas persisten en el error al interpretar el cambio de era que estamos viviendo como una crisis cíclica mas; en segundo lugar porque será Jaime y su generación, nacida después del año en que se popularizó Internet – 1993 – quienes creen el nuevo mundo que viviremos. Y en tercer lugar porque hoy no solo se puede soñar sino que se debe soñar; los conformistas están condenados al ostracismo, lo gris ya no tiene cabida cuando se trata de dibujar un nuevo paradigma.

Hemos tenido la suerte de ser protagonistas de un cambio de era de los que no hay ni uno por siglo. Disfrutémoslo y confiemos en los jóvenes. Es hora de desaprender lo aprendido, de eliminar prejuicios y de mirar al futuro como si nada hubiese existido antes.

A ti lector te pido que tengas en mente que lees a un chico de quince años que escribe sobre la sociedad. Se paciente y olvida tus prejuicios, pues las soluciones que te ofrece pueden ser mejores que las que tu tienes en la cabeza. Recuerda que muy poco de lo que te sirvió para sobrevivir al siglo veinte te será de ayuda en este convulso veintiuno.

Jaime nos habla de la sociedad en general, trata de diseccionarla para llegar a explicar los patrones del cambio en el que vivimos actualmente. Curiosamente le lleva a una referencia circular, a no poder concluir nada a través del método científico que quiere aplicar, en cambio, sin darse cuenta, Jaime encuentra la solución a lo que busca en el proceso. Su carrera no le lleva a ningún sitio pues vuelve al punto inicial salvo a que tú, lector, aprendas de su inocencia por el camino.

La innovación es un proceso. Al igual que cuando subes a la montaña, el objetivo no está en la cumbre sino que en el propio camino, pues es ahí donde aparecen las experiencias. Jaime nos retrata el cambio porque él ya lo lleva dentro, ya nació en el cambio.

Me divierte mucho leer a jaime porque es el vivo reflejo de este convulso tiempo, disfruta en la incertidumbre, trata tranquilizar a sus mayores buscando pautas que sabe de antemano inexistentes. En el fondo es consciente de estar persiguiendo una entelequia, aunque nos ilumina con el proceso porque la incertidumbre es un lugar natural para él, y te recomiendo te adaptes tú también a ella si quieres sobrevivir a este tiempo.

Jaime afronta con naturalidad cuestiones que consideramos inamovible porque para él todo es móvil, y cuestiona: educación, desarrollo personal y sociedad desde el no-prejuicio.

«Estamos educando a chavales del siglo XXI, con profesores del siglo XX en escuelas del siglo XIX»

Curiosamente, con viejas formas hace nuevas cosas debido a la propia posición de quien escribe, y por su aceptación implícita del cambio, de la incertidumbre, de la transparencia y de la colaboración. Por todo ello se da una solución creativa en proceso mientras se sigue un argumentario clásico; Jaime, es también reflejo del eclecticismo que nos ha tocado vivir.

Jaime me pide que defina creatividad y no me siento legitimado para hacerlo de forma absoluta, eso sí, como creativo pienso que es un estado mental. Creatividad consiste, para mí en ver un objeto desde un ángulo y, de forma instintiva, moverse para mirarlo desde otro, luego otro, otro,.. y así sucesivamente hasta desnudarlo por completo, simplificarlo y, si por el camino te surje alguna idea sobre él, la anotas y la dejas reposar, vuelves a ella mas tarde y, si aún tiene lógica, la contrastas con los demás.

Es tiempo de crear y de innovar porque ahora mas que nunca arriesgarse es lo mas seguro.


Comentarios

2 respuestas a «No nos quedemos quietos: por qué necesitamos innovar en lo social»

  1. Avatar de Rafa Merino
    Rafa Merino

    No funciona el enlace del libro en bubok (carga index) :-/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español