El no code es a los emojis lo que el código al abecedario

Está claro que no se podía haber escrito El Quijote con emojis como tampoco se podría haber hecho amazon.com con un Shopify al que conectáramos cosas con Zapier. Cuando vendemos por Internet no solemos necesitar ni el 1% de las funcionalidades de Amazon y desde luego no podemos permitirnos la inversión en desarrollo de software que lleva hecha la empresa de Jeff Bezos; en nuestro día a día podemos comunicarnos muchas veces con emojis aunque no todo se pueda expresar así.

Los emojis no son malos y el abecedario bueno al igual que el no-code no es malo y el código es bueno, pero además hemos de tener en cuenta que si el abecedario apenas ha cambiado desde el Siglo XVIII los emojis crecen en complejidad y precisión cada mes, lo mismo que le sucede al fenómeno del no-code.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.