De la fe ciega a la medición estricta: la importancia del marketing de influencia


Venimos de una época donde los resultados del marketing eran un acto de fe y hemos pasado a ‘lo que no se mide, no existe’. Ni tanto ni tan calvo: el marketing de influencia también existe y tiene su lugar.

Un buen ejemplo es Hispanidad.com, un medio digital muy influyente en las altas esferas económicas. Conozco bien este medio porque su editor es mi tío Eulogio, y he visto cómo su influencia trasciende las simples métricas de tráfico y clics. Valorarlo únicamente por estos parámetros sería ignorar su verdadero impacto como generador de opinión.

Un estudio reciente de Cambridge University Press, titulado «The Influence of Unknown Media on Public Opinion: Evidence from Local and Foreign News Sources», demuestra que, aunque la gente es menos propensa a seleccionar noticias de medios menos conocidos (solo el 14% elige estas fuentes frente al 38% que elige fuentes conocidas), la influencia de estos, una vez expuestos, es comparable a la de los grandes medios. El estudio, que involucró a más de 11,000 personas, encontró que la exposición a artículos de medios menos conocidos puede mover la opinión pública en 0.10 desviaciones estándar entre aquellos que prefieren estos medios y 0.10 desviaciones estándar entre aquellos que usualmente los evitarían, si se exponen a ellos.

Estos resultados muestran que el impacto de medios como Hispanidad.com no debe medirse solo por su tráfico o clics, sino por su capacidad de influir en las opiniones de sus lectores.»


Español