Sistemas Emergentes II: Neutralidad

El ejemplo más visual de un sistema emergente son los hormigueros, las hormigas se auto-organizan porque no le queda otra y son gregarias, no tienen jerarquías; y eso sucede en Internet pues cualquiera puede publicar un Wikileaks y tumbar a un gobierno.

Mientras haya neutralidad Internet se irá construyendo desde abajo, como se ha hecho desde que empezó pues los grandes de Internet de hoy poco tienen que ver con los grandes de antes de Internet. Google, Twitter o Facebook se construyeron desde abajo. Cuando se rompa la neutralidad el sistema colapsará y será otra cosa distinta de lo que hoy conocemos. Ya no será un ecosistema anárquicamente transparente como es hoy, probablemente se convierta en una oligarquía.

Se romperá porque las normas que rigen un sistema emergente han de ser pocas y claras; y las reglas multiplicarán provocando el colapso de ese microcosmos llamado Internet.

Entiendo que es una visión pesimista pero ¿cuántos Wikileaks están dispuestos a aguantar los poderosos? Wikileaks es un producto, extremo sí, de la neutralidad de la red al igual que los P2P. Y esa neutralidad está siendo positiva para el procomún.

En contra de estas tesis están la historia – no han sido capaces de eliminar los P2P -, y la filosofía según la cual no le puedes quitar a la gente algo que desea porque entonces la gente lo coge por las buenas o por las malas.

Sistemas Emergentes I: Twitter

Sistemas Emergentes es un libro de divulgación científica que me ha dado patrones para entender algunas cosas de los tiempos que vivimos. Sirve, por ejemplo para entender Twitter.

Twitter es un entorno donde se desarrolla un sistema emergente o complejo. Tiene pocas reglas y son simples e inferiores a 10, por ejemplo: 140 caracteres, un timeline donde ves a quién sigues, permite interactuar con otras webs mediante la API,…

Tiene normas sencillas que generan muchas interacciones de las cuales emerge inteligencia de abajo hacia arriba y se auto-organiza, es decir, de cada interacción surge información que se transmite, las más se mueren, las menos se amplifican y mezclan. Hay solo unas pocas que producen grandes e irreversibles cambios, este es el caso de Wikileaks.

Fíjate lo que se parece Twitter a un sistema tan abstracto que es Steven Berlin Johnson, el autor de Sistemas Emergentes quien hace una definición de Twitter en Wikipedia:

Como red social, Twitter gira en torno al principio de los seguidores. Cuando usted elige seguir a otro usuario de Twitter, los tweets de ese usuario aparecen en orden cronológico inverso, en la página principal de Twitter. Si usted sigue a 20 personas, verá una mezcla de tweets desplazarse hacia abajo de la página: actualización sobre el desayuno de cereales, nuevos enlaces de interés, recomendaciones de música, incluso reflexiones sobre el futuro de la educación.

Twitter quizás sea un caso extremo, pero por eso lo pongo el primero, porque nos hace ver de que hablamos. Si has usado Twitter unos meses entenderás bien qué es un sistema emergente.

Entender el Siglo XXI es entender, entre otras, dos reglas de juego que nos cuesta mucho asumir pues atentan contra prejuicios que hemos tenido anclados durante generaciones. Dos reglas: dando las cosas gratis se puede ganar dinero (ej. Google) y la inteligencia ya no fluye de arriba hacia abajo sino de abajo hacia arriba (ej. Twitter).

Sistemas emergentes

O qué tienen en común hormigas, neuronas, ciudades y software

No es fácil encontrar un libro que nos ayude a entender lo que Internet está suponiendo para la transmisión del conocimiento a nivel global, pues todo lo que se publica a diario sobre este tema tiene fecha de caducidad, son datos puntuales, y no entran en el fondo de los mecanismos que mueven este y otros fenómenos, cada día más habituales, fenómenos que tienen en común una estructura auto-organizada de forma opuesta a las jerarquías a las que estamos acostumbrados. Sistemas emergentes fue escrito en 2001, y pese a ello la mayor parte de los temas tratados siguen hoy vigentes, entre otras cosas porque el autor trata de hacer comprensible el fenómeno de la emergencia de sistemas con ejemplos tan dispares como: un hormiguero, el cerebro o el Manchester del siglo XIX.

Steven Berlin Jonson es un escritor de divulgación científica norteamericano. Ha trabajado como columnista en revistas como Discover y Wired, y fue socio fundador en del ezine Feed, desde 2006 dirige la comunidad Outside-in.

Sistemas emergentes es un libro de divulgación científica que nos explica fenómenos que conocemos pero no entendemos, como las redes sociales de Internet o la forma en la que se crean barrios dentro de las grandes ciudades. La explicación para este tipo de sistemas hay que buscarla de abajo a arriba en lugar de tratar de ver en ellos una estructura jerárquica; la definición de un sistema emergente o ascendente es aquel que no está controlado por un elemento en concreto o coordinador.
El autor recurre a diversos ejemplos de: zoología, programación o urbanismo para ilustrarnos, y dedica un capítulo entero a desmontar el mito de la hormiga reina. En las colonias de hormigas, lejos de lo que el mito de la hormiga reina pretende, las decisiones se toman individualmente por cada hormiga en base a una lectura previa del nivel de feromonas de su entorno. Si una hormiga detecta que la frecuencia de hormigas recolectoras es baja (no se ha cruzado en toda la mañana con ninguna) creerá que el número de estas es bajo y por tanto comenzará a recolectar. Por supuesto, es un ejemplo sencillo para explicar un tema muy complejo, pero válido para introducirnos en un mundo apasionante acerca de estos sistemas autoorganizados.

En la última parte del libro se entra más a fondo en la informática, especialmente en el software evolutivo, y es ahí donde al lector le empieza a costar trabajo seguir el hilo argumental, tanto por el lenguaje técnico utilizado como por los ocho años que han pasado desde su edición, y es que en este tiempo la informática ha cambiado mucho.

Más artículos sobre sistemas emergentes