Sistemas Emergentes V: Facebook

Ojo con Facebook que va camino de convertirse en el próximo malo de la película.

La posición dominante que tiene en el mercado del tráfico de Internet en general y de las redes sociales en particular, sumada a la testosterona de un mozo de 26 años han llevado a Facebook en una posición agresiva. Sus políticas hacen que Facebook sí se puede meter en otras webs pero no al revés. Os pongo un ejemplo, con tu Facebook puedes acceder a tu Gmail pero con tu Gmail no puedes ir a tu cuenta de Facebook.

Como siempre son las personas quienes están detrás de todo esto. Facebook la hicieron un grupo de estudiantes para salir de copas. Google la hicieron dos aficionados a los Lego y obsesos de los ordenadores que, en cuanto empezaron a levantar inversión contrataron a un todo terreno que había pasado por Sun, Novel o Apple para que gestionara la empresa.

El caso es que hay asimetría entre los hormigueros de Google y de Facebook, digamos que hay un Gore-tex en medio, una membrana que deja pasar bien en un sentido pero no en el otro. Como es natural y al igual que Google, Facebook tiene obsesión por guardar la información, de manera que fija y publica cosas que tú quizás no quieras que se fijen y publiquen.

Eso sí, para usar Facebook no tienes que convencer a nadie; te das de alta, le dejas tragar tu lista de contactos de tu correo electrónico – que es una red social más -, por ejemplo que los trague de tu Gmail – que Google si le deja – y te encuentras a uno que jugaba a rugby contigo a los quince años y hasta a las amigas de tu madre.

Por lo que dicen Mark Zuckerberg, director ejecutivo de Facebook está clavado en su película: La red social.

Nota: yo uso Facebook aunque la que más me gusta es Twitter.

Como elegir entre Apple o Google

Mientras Microsoft no de un salto, la elección está entre Apple y Google; con la salvedad que si nos quedamos con Apple podremos seguir con Google pero si elegimos Android – Chrome OS –  seremos hackers si somos capaces de mantener nuestro hardware con manzanita. Llevo dos años intentando decidir con quién me quedo, y no he concluído nada pero sí os quiero mostrar los puntos a favor y en contra. Es en los teléfonos y tabletas, que es donde se jugará el futuro, es decir en los dispositivos que resultan de cruzar un ordenador con un teléfono, en la famosa convergencia PC-móvil de la que se viene hablando desde hace cinco años. En movilidad el panorama es el siguiente: Nokia se ha pegado un tiro en la pierna con Symbian, un software liberado de mala manera, Blackberry se queda atrás y Microsoft no está aunque sí se le espera.

Apple, en mi caso tiene una ventaja adicional que son los 15 años que llevo usando Macintosh, pero en cualquier caso Apple representa una buena experiencia de uso en primer lugar; son agradables, huelen bien y son aparatos fáciles de usar; necesitan poco tiempo para hacerse con ellos o para migrar de uno a otro; en segundo plano está el diseño y la calidad de sus productos. Pero no olvidemos que los usuarios de Mac éramos, y somos, sectarios; Apple alimentó la ilusión por sus productos mediante un enemigo común – nada une más que un enemigo común – que no era otro que Microsoft. Ahora Apple vale más en bolsa que Microsoft y ya no sabemos que hacer. Como secta que es no lleva bien los entornos abiertos, y acaba por imponer sus normas. Apple es hija de un genio enfermo de perfeccionismo, es el primogénito de Steve Jobs, un hombre huraño y genial, una persona capaz de anticipar tendencias y destrozar personas. Apple hace software privativo y vende contenidos al estilo Disney.

En términos prácticos Apple te cuesta el doble de dinero y te reduce la mitad el tiempo de cacharreo.

Google es Internet. Nace del lema Don´t be evil, y llevan tiempo demostrando que se puede ganar dinero sin ser malos, de hecho han revolucionado los modelos de negocio dando todo gratis y ganando dinero con todo ello. Google ha revestido su buscador (su corazón) de aplicaciones geniales en la nube; es normal porque en la primera burbuja de Internet se demostró que no somos fieles a una web y Google nos ha ido fidelizando con: Gmail, Docs o Calendar. Pero ha ido un paso más allá y ha creado Android, un buen sistema operativo libre basado en Java que ahora está en móviles, pero es ideal para controlar una nevera o un coche, para llegar al Internet de las cosas. El éxito y el tiempo están llevando a Google a Chrome OS, un sistema operativo libre y basado en Linux para los ordenadores, así como a Chrome, un navegador libre como Firefox pero más rápido. Google está lanzando los controladores que HTC, Samsung o Asus necesitaban porque ha hecho interfaces para seres humanos en software libre y le ha puesto detrás una marca en la que la gente confía. Dicen que Ubuntu es Linux para seres humanos pero creo que es una afirmación demasiado ambiciosa. Lo mejor de Google es la independencia del hardware sin olvidar que al procomún le atrae el software libre y no el privativo.

En términos prácticos Google te cuesta la mitad pero te lleva a usar sus productos en la nube.

Tu eliges.

Google, the big friend

Creo que Internet es para nosotros equivalente a la ventana de casa: vemos pasar gente, a veces saludamos e incluso llegamos a comunicar alguna cosa más que el saludo; sólo que es una ventana que nos permite ver a la gente sin importar la distancia a la que estén, luego el número de interacciones se multipica por cien.

Las interacciones están poco estudiadas y les damos poca importancia porque son simples: una sonrisa, un simple gesto de aceptación,… Pero cuando tenemos cientos de interacciones diarias su inercia es gigantesca; te recomiendo leer Sistemas emergentes de Steven Berlin Jonson para entender lo que significa.

El caso es que con Internet elegimos la ventana que queremos y también elegimos la calle hacia la que miramos. Es decir, el dispositivo que usamos para entrar en Internet y las herramientas web que utilizamos. En el primer caso, me gustaría usar siempre un dispositivo con software libre instalado y una arquitectura hardware estandarizada; pero la vagancia me ha llevado a ser usuario de Apple al 75% desde hace 15 años. Ya no soy un fan de Apple como en 2.000 cuando conocí las redes sociales gracias a un foro de Mac aglutinado por un enemigo común: Microsoft. Hoy Apple no es tan distinto del Microsoft de 2.000; se ha desplazado hacia un público generalista abandonando progresivamente la gama alta y su nicho: la maquetación. Pero sigue manteniendo y haciendo crecer un grupo de incondicionales. No tiene ya un enemigo ni la exclusividad de antaño pero sí una enorme legión de fans de la manzana. La gama alta y exclusiva del hardware no está hoy bien cubierta y creo que podría haber ahí un nicho de mercado pero a ver quien se aventura a desarrollar un sistema operativo mejor y más facil de usar que el Mac OS 10.6 o el iPhone OS.

Microsoft está a medio camino entre la ventana – Apple – y la calle -Google-, tiene el mejor ejército de desarrolladores del Mundo y una porción de Facebook, y su director: Steve Ballmer ha hecho una apuesta decidida por la nube; tener Microsoft Office en la ventana del navegador en un reto y una oportunidad para el creador de Windows y de Excel.

Google es tema a parte, hace 15 años teníamos unos modelos de negocio claros hasta que llegaron Larry Page y Sergey Brin y crearon un monstruo basado en un buscador que daba todo gratis y ganaba dinero con todo. Esto es nuevo, tanto el modelo de negocio como el tratar y almacenar ingentes volúmenes de datos que no son suyos.

Sabemos que Internet ha cambiado el Mundo pero no sabemos cuánto más lo va a cambiar, personalmente creo que sólo hemos leído el prólogo del libro. Internet lo construimos todos cada día. Por ejemplo, hace meses no sabíamos el espacio que le correspondía a una marca en una red social; las redes sociales se hicieron para personas y resulta que todas las marcas se han dado cuenta que tienen que estar ahí. Hoy por hoy, una marca en una red social es un grupo de personas que comparten el interés por esa marca. Si funciona bien ése grupo piensa y actúa como un grupo y se auto-organiza. Pero esto se está definiendo ahora mismo.

Google nos ha fidelizado mucho: Gmail, Docs, Reader, Calendar, Contacts,… son productos realmente buenos que nos liberan del yugo del pendrive, de la carpeta en servidor o del PC de sobremesa; pero ahí están todos nuestros datos y el tiempo dirá hacia donde vamos.

A Internet le gusta lo pequeño, sólo son grandes las herramientas, pero lo grande en Internet es del tamaño de Coca-Cola.

Aclaración: Mi zumo de nube es Google, Evernote, Flickr, una empresa de alojamiento web y Dropbox. Pero con Google mi relación es especial, Google sabe más que nadie sobre mí, y tengo con él una relación de amor y odio, igual que me ocurre con Apple.

Premium no es más, sino mejor

Hace unos días tuve una discusión con José Carlos Cortizo y con Víctor Peinado sobre lo que es un producto premium en informática. Sobre si el usuario está dispuesto a pagar por más prestaciones o por más calidad.

En el último cambio de siglo emergió un nuevo modelo de negocio, el gratis. Modelo de negocio gratis es una contradicción in terminis. Como diría un gallego: depende. Google es la empresa más rentable del Mundo y se basa en ese modelo, en Google todo es gratis, pero en todas sus líneas de producción, salvo, de momento en Youtube, gana dinero. El modelo que lo explica es el fremium, por el cual tienes una parte del producto gratis, pero otra no, y hay distintas formas para poner esa línea divisoria entre lo gratuito y lo de pago. Creo que la mejor de ellas es la de pagar por una versión estable y tener gratis la inestable, además se puede añadir un servicio de soporte para la versión de pago, la premium. A los que se toman la molestia de probar las versiones adicionales, los beta testers, que son auténticos fans de la marca, a esos creo que se les debería recompensar de alguna manera, pues sirven para corregir errores antes de sacar un producto al mercado.

Uno de los sectores con modelos de negocio más maduros es el del automóvil, cuando te compras una gran marca, un coche caro de verdad, lo haces por varias razones: en primer lugar porque te lo puedes permitir, además porque es exclusivo (cúspide de la pirámide de Maslow), quizás porque tenga un buen diseño y prestaciones, pero también porque crees que no te va a dejar tirado en la carretera y, además tiene un gran servicio postventa.

Lo más extrapolable a la informática son las dos últimas características, especialmente cuando, en Internet, el Renault Clio sin garantía y talleres autorizados, se da de forma gratuita, mientras que los Mercedes cuestan dinero. Creo que Apple lo ha demostrado, sus productos no ofrecen más prestaciones que los PCs, pero sí son más estables, o al menos, lo eran. La facilidad de uso es otro motivo adicional, porque incluir más prestaciones suele ir en contra de la facilidad de uso de un software, pues lleva a unos menús más farragosos y menos intuitivos, a igualdad de condiciones, y el usuario que tiene dinero para comprar el producto, normalmente tiene poco tiempo para aprender a usarlo. Dicho esto, la mayor parte de los modelos premium se soportan sobre el pago por prestaciones adicionales, pero, por ejemplo, no es así en el caso de WordPress VIP, que citaba en la entrada anterior.

Naturalidad controlada

Así es como creo que conviene comportarse en la Red, con una naturalidad controlada.

En Internet todavía gobierna la anarquía, y ojalá dure mucho, pero, igual que no salimos en calzoncillos a la calle tampoco debemos estar de cualquier manera en la Red.

Para mí, el mejor estado para publicar en un blog es el de obviedad, y quiere decir que ves obvio un razonamiento por lo que puedes salir a contarlo, y eso no quiere decir que sea obvio para los demás.

Es tras publicar en tu blog cuando te das cuenta de si era obvio, si no lo era o de si estabas equivocado. En Internet la soberbia no gusta, pero tampoco se trata de aparecer como una persona sin criterio o deliberadamente tímida. Piensa que estás escribiendo tu curriculum, Google lo irá almacenando, y créeme, la caché de Google es insondable, nunca ha habido un bibliotecario como él, aprovéchalo.

Se trata de mostrarte como eres, no finjas, tampoco es necesario que temas los resultados de un exhibicionismo controlado, seguro que tienes cosas que contar, seguro que ayudas con ello a la gente, el primero a ti mismo cuando releas esas obviedades y te des cuenta que, para nada, eran tales obviedades. Tu blog evoluciona contigo; esas son las reglas, pero respeta las formas o, probablemente te acabes arrepintiendo de haber subido una simpatiquísima foto tomada entre amigos a las 2:30 de un sábado cualquiera.

Un truco, madura una nueva entrada durante días, semanas e incluso, meses, luego ya es una obviedad, ya está lista para publicarse. La ocurrencia que aparezca de repente puedes escribirla, sí, pero dale 24 horas antes de apretar el publish; también es válido usar una libreta y escribir con boli, sí, los bolígrafos siguen funcionando en el Siglo XXI, para pasarlo a limpio en el blog.

Wave: la conversación en Internet según Google

En sólo cuatro días desde que se enseñara Google Wave, digo enseñara porque todavía no se puede probar, ya hay consenso sobre el enorme potencial del nuevo juguetito de Google, podéis ver opiniones de inversores privados como Rodolfo Carpintier o Alejandro Santana, y de un desarrollador pata negra como José Carlos Cortizo.

Me sorprendió que en el WWW2009 Google no presentara apenas nada social, pese a que poco antes había lanzado Latitude y Google profiles; también pese a que Facebook seguía levantando más y más inversión. Creo que todos esperábamos de Google un Facebook killer, algo que hiciera olvidar que Orkut sólo había ganado la batalla en India y Brasil. Pregunté sin éxito a un par de  ponentes de Google sobre cual era la estrategia para atacar lo social en la web.

Parece que la clave para motivar a una organización es plantear una buena pregunta, hace tres años Toyota reunió en Japón a un equipo de ingenieros en una gran sala, les puso en el centro de la sala un Smart y les preguntó: ¿Por qué no hemos hecho este coche nosotros antes?, raza cruel (como decía la madre de Bridget Jones) sin duda; pero, según dicen, de aquella pregunta ha surgido un nuevo concepto de coche, el Toyota iQ, coche que en unos días tendré, por cierto.

Dejemos claro que ni Google ni Toyota son capaces de formular preguntas, pero sí las cabezas pensantes que para ellas trabajan, hablo así por simplificar; el caso es que en 2007 Google preguntó: ¿Cómo sería el e-mail si se inventara hoy?, está claro que tener la sede en Japón provoca preguntas más crueles que cuando la tienes en California, pero la idea es similar. El caso es que de esa pregunta ha surgido una herramienta de conversación, en código abierto, sencilla, limpia, integrada, elegante, y sobre todo, con muchísimas posibilidades; pues sólo tenemos que mirar el contenido de uno de nuestros e-mails para ver la cantidad de información social que encierra. Reconozco que la demostración de Wave es de lo más espectacular que he visto.

Google sí, Google no

No asisto a un evento de emprendedores en el que alguien no ponga a parir a Google, ya sabéis, el Adsense no es transparente, que si tienen los días contados, que si un chaval ruso tiene un algoritmo de búsqueda  mejor que el de Google. Y luego volvemos a casa y todos seguimos usándolo, y lo que es peor, el mismo emprendedor de internet que horas antes había criticado a Google, se pone a utilizar la API de Google maps para su web.

Ahora la moda está en meterse con su política de protección de datos, ya sabes, si usas Desktop, ellos tienen indexados todos los archivos de tu ordenador, si usas Docs, dejas tus documentos directamente en Google, y más recientemente, con Latitude tienen hasta tu posición y la de tus amigos (nota, el que no sepa lo que es Desktop, Docs, Adsense,… que copie la palabra y la ponga en Google). Ya hay quien habla del imparable lanzamiento de servicios gratuitos que buscan quedarse con todos nuestros datos y por ende con Interntet al completo; y yo me pregunto si esta gente se da cuenta de que Google ya es rentable por si mismo y que fidelizar a los usuarios tampoco es nada malo, o es que les gustan esas ofertas de depósitos bancarios un dos por ciento por encima del interés que les dan a ellos pero “Sólo para nuevos clientes”.

No seré yo quien se me ta a defender a un gigante así, pero reconozcamos que si Google está donde está será porque algo bueno habrá hecho, Larry Page y Sergey Brin desarrollaron un algoritmo de búqueda mucho mejor que lo que había, pero sobre todo lanzaron sus productos bajo la idea de “menos es más” priorizando la simplicidad y calidad sobre el abigarramiento de los “portales de la época” recordemos Yahoo, Terra o Lycos.

Más tarde se dieron cuenta que en Internet, la fidelidad de los usuarios es nula, recordemos que pensar que a un consumidor de Internet se le podía fidelizar ofreciéndole muchos contenidos fue el principal causante de la primera burbuja tecnológica allá por el año 2001. También se dieron cuenta que cualquiera les podía adelantar por la derecha, es decir, que las barreras de entrada en un negocio de Internet eran bajas, aunque más altas que ahora, y que debían competir constantemente; otra de las cosas que sabían era que a la gente le gusta que las cosas sean grátis, lo podríamos resumir en frivolidad, competividad y gratuidad. Menos mal que la República francesa se fundó sobre igualdad, libertad y fraternidad, y no sobre los patrones de consumo en Internet, porque si no ya nos hubieran barrido del mapa hace tiempo.

En fin que Google se dedicó a ofrecer cada vez más y mejores servicios gratuitos y sencillos con los cuales fidelizar al usuario, y mientras tanto ganaba dinero principalmente con su buscador, y siguen haciendo lo mismo, claro que para competir necesitas tener gente competente, y Google se convirtió en el mejor cazatalentos a escala global. De modo que no, no creo que quieran ni puedan absorber Internet y con él nuestro cerebro, precisamente por aquello de la promiscuidad en el consumo de Internet; como dirían Faemino y Cansado, los chicos de Google lo hacen “todo por la pasta” y ya está, como cualquier otra empresa.

Mola que haya más gente que piense lo mismo, y si es Enrique Dans, con más razón

El miedo a lo desconocido es una caracteristica natural en los seres vivos. La inercia, la resistencia a cambiar el estado de reposo o movimiento, también lo es. Pero ¿no empezamos ya a ver como enormemente cansinas este tipo de reacciones? Independientemente de que el programa venga o no de Google y de que esta empresa encarne para algunos una terrible amenaza, las menciones a los “terribles peligros” que plantea no resisten un análisis con una mínima seriedad, y se repiten puntualmente cada vez que aparece una nueva tecnología. Todo es malo malísimo, todo es una amenaza, todo está lleno de peligros. ¿Se puede pedir a la sociedad que tenga una actitud favorable al progreso tecnológico cuando desde los medios se les alimenta con sensacionalismo y falta de rigor?

Post

¿Por qué Google debe comprar Twitter y no Facebook?

Creo que Twitter va a ser el gran éxito de 2009 porque ya he visto como hace volar la información, de hecho creo que es la única aplicación en Internet que es más rápida que Google, hace unos días ya hablaba de algunas ventajas de Twitter, ventajas que se han convertido en envidias, y envidias que han dado pie a que gentecilla teledirigida les metiera el dedo en el ojo pirateando sus servidores. Ayer y hoy he comprobado como Twitter ha sido capaz de hacer volar un par de posts del blog de emprendedores de madri+d rápido y lejos, por rápido me refiero a batir record diario de visitas en dos horas, y por lejos me refiero a hacerlos llegar a gente que jamás leería ese blog.

Google se equivocó comprando Jaiku, que no deja de ser un clon de Twitter, y lo ha dejado claro hoy al cerrarlo, es fácil decirlo ahora a cuerno pasao, pero debió haber atacado al caballo ganador, es decir al propio Twitter. Respecto de Facebook, no tengo nada claro que pueda fidelizar a sus usuarios mientras sea posible pasar datos de una red social a otra, y especialmente, cuando ha entrado en escena FriendFeed, una aplicación que nos permite juntar en una misma página la actividad que tenemos en todas las redes sociales en las que participamos, por ejemplo, podemos tener todas nuestras fotos de Flickr, todos nuestros vídeos de Youtube, nuestra actividad en Facebook, etcétera, y no olvidemos que FriendFeed ha sido creado por siete ex-Google. Además estan surgiendo varios programas en código abierto para que cualquier borrico informático, como por ejemplo yo, puedan lanzar una red social, y esos borricos seguramente harán redes especializadas bien por tema, bien por ámbito geográfico que sí que podrían llegar a tener éxito, pongamos una de cada mil, pero que serán muchas.
Pero para mí Twitter es diferente por dos razones, en primer lugar porque ha crecido mucho pese a ofrecer muy pocos servicios, y en segundo lugar porque permite reducir mucho el número de correos electrónicos que enviamos y recibimos, y Google tiene Gmail que es el mejor servicio de correo electrónico que existe; hay que recordar la explosión de la primera burbuja tecnológica, la de 2001, en aquel momento se pensó que una web que generara mucha información, es decir un portal, sería capaz de centralizar usuarios, poco después se demostró que la información en Internet podía migrar con rapidez y facilidad, de modo que Terra, Lycos, y compañía se hundieron, de modo que la auténtica revolución fue el correo electrónico y no los portales de Internet.

Twitter tiene mucho campo por recorrer porque, como me comentaba Juan Mateu de Solaiemes hay mucha gente dispuesta a pagar una pequeña cuota mensual por servicios adicionales, y a Twitter le quedan muchos servicios que ofrecer.

Actualizado el 21 de enero.

Twitter supera a Digg

Añadido el 4 de abril de 2009

Ahora que El Mundo y La Vanguardia se hacen eco del interés de Google por Twitter, Josek, el gran Josek dice que Google no comprará Twitter, y quizás tenga razón, porque cuando estas cosas se destapan antes de tiempo se suelen abortar, si de verdad Google fuera a compar Twitter, no deberíamos habernos enterado, yo escribí este post en su momento porque me parece que Google y Twitter son complementarios, ambos tienen un gran recorrido y juntos,… la leche.

Solaiemes: nacida para volar

Debo confesar que conozco Solaiemes desde hace más de un año y todavía no tengo claro que es lo que hacen realmente, sólo se que hacen fácil lo difícil con el móvil, es decir, lo mismo que que consigue Google con Internet lo hace este equipazo técnico con los teléfonos UMTS.

Pondré un ejemplo, en dos minutos son capaces de retransmitir vídeo en directo a una página cualquiera (con un recuadro embebido) desde un móvil, si no tienes cobertura UMTS, también se puede hacer en diferido, en cuanto el terminal detecta la red comienza a enviar video. A esto hay que añadir dos cositas, en primer lugar que la infraestructura que utilizan es suya, y en segundo lugar que esto sólo es la punta del iceberg de lo que estos chicos son capaces de hacer.

Solaiemes ha merecido un post en IpTV Evangelist, el Carlos Blanco norteamericano, sin preparar nada hicieron una demo, y cómo no, funcionó a la perfección; además han sido finalistas del Top 100 Red Herring de Europa, y todo esto en año y medio de vida; obviamente, Solaiemes se vende mucho mejor fuera que dentro de nuestras fronteras, era de esperar ¿no?.

Google: el Rey ha muerto, viva el Rey

Los ciclos de vida de las tecnologías de la información y la comunicación son cada vez más cortos y violentos, quizás se debe a que no son realmente ciclos de vida porque tampoco hay detrás una nueva tecnología. La globalización ha convertido en gigantescas a empresas como Microsoft, Yahoo o Google, más recientemente. Estas empresas han triunfado explotando pequeñas ventajas tecnológicas basadas en Desarrollo e innovación, y se ha dejado de lado la Investigación por lo que no se ha podido llegar a una nueva tecnología, a una ruptura con lo anterior. Quizás ese sea el problema de la I+D+i norteamericana de los últimos 20 años… que se ha olvidado de la I; esto lleva a liderazgos muy efímeros, aunque consigue crear empresas enormes, dado que poseen un mercado enorme que comerse.

La decadencia de Microsoft se veía venir hace 5 años con la avalancha de demandas por vulnerar la competencia, el movimiento de código abierto, y, en definitiva el asco que empezaban a dar las ventanitas a una gran parte de sus usuarios; eso sí, sacar Windows Vista fue definitivo, si bien Microsoft ha penetrado hasta el subconsciente del consumidor y mucha gente piensa que no hay vida más allá del Windows, pero será cuestión de tiempo el que vayan probando Linux o Mac.

Ahora resulta que el modelo Google de ingresos basado en pinchazos empieza a languidecer, Google tiene a su favor que ha conseguido atar a los usuarios con su Gmail, Google Video, Calendar, iGoogle,… Pero todo se acaba, ¿quién será el nuevo rey? ¿habrá por fin una tecnología disruptiva o seguiremos mareando la perdiz?