Tuplaza: tener Vs. compartir

Tuplaza es una nueva empresa que propone un sistema para compartir tu plaza de garaje, es algo parecido a los Bills de Fon, vamos que si sales de casa de lunes a viernes en tu coche a las 8 de la mañana y vuelves a las 8 de la tarde, dejas un sitio vacío que a alguien quizás le pueda interesar, su sistema, el Armando, es rápido y sencillo y te permite obtener unos ingresos extra por algo que no utilizas.
Hasta aquí todo es perfecto, ahora llegamos al quid de la cuestión, ¿estamos preparados para esto?, no me refiero a la tecnología, que está validada y es segura, sino al concepto, supone introducir el “compartir” en una sociedad donde lo que se fomenta es el “tener”, vamos, en un mundo, el Occidental, machacado por mensajes consumistas, esos mensajes que nos han calado hasta el subconsciente y que han llevado, entre otras cosas, a el desarrollo insostenible en el que estamos sumergidos. ¿Vas a intentar que alguien que se compra una moto náutica con 130 caballos para usarla una semana en verano comparta su plaza de garaje?
Lo que Tuplaza pretende es que cambiemos nuestra mentalidad consumista por una colaborativa, ¿Para qué quiero yo una plaza de garaje los días laborables de 8 de la mañana a 8 de la tarde?, pues para cedérsela a alguien y, encima recibir dinero por ello. Chicos, lo tenéis realmente difícil, suerte porque la váis a necesitar,  sois, como dice Guy Kawasaky, de esas personas que “quieren hacer del mundo un lugar mejor”.

Cristina Garmendia

Creo que el nombramiento de Cristina Garmendia como ministra de Innovación es una buena noticia para los emprendedores de base tecnológica, empezaré enumerando los “contras” y seguiré con los “pros”.

Contras: este ministerio corre el riesgo de ser un florero si no se le dota de atribuciones ya que la innovación es un asunto transversal, vamos, como el medio ambiente, cuyo ministerio acaba de desaparecer. Por otro lado, el que sea la presidenta de Genetrix – Cellerix, es decir de una empresa que ha tenido éxito trabajando con células madre adultas, y que se venga a sumar a que en Sanidad esté Bernat Soria, otro investigador de células madre, pero en este caso embrionarias, no parece una coincidencia, y huele a política de otro tipo. No creo que su inexperiencia en política -aunque viene de ser directiva de la CEOE – sea un contra, porque en algún momento se tiene que empezar.

Por cierto, las competencias sobre universidades han pasado de Educación a este nuevo ministerio, la Conferencia de Rectores ha declarado que no se puede separar la universidad de la educación, es decir, que no les ha gustado nada. Resulta que esto supone poner el tercer objeto de la Universidad en primer lugar; me explico, la Universidad tiene las siguientes funciones: docencia, investigación y trasferencia del conocimiento, ahora esta última pasa a ser la primordial, lo cual tendrá unas consecuencias difícilmente predecibles.

Pros: se trata de una investigadora del CSIC que ha triunfado como empresaria en 7 años, y que además es el primer caso de éxito del Sistema madri+d, abre las puertas a que barra para casa y apoye la creación de empresas de base tecnológica desde los centros de investigación. Estimada Cristina, si por un casual lees esto, trata de comenzar convenciendo a tus ex-colegas de que crear esas empresas no es prostituir la Ciencia sino ponerla al servicio de la Sociedad, aunque creo que sabes perfectamente de lo que hablo. Se trata de una mujer brillante en todos los aspectos, y que ha demostrado ya carisma y capacidad, creo que para lidiar con Sanidad, Industria, Economía,… y con las Universidades y Organismos Públicos de Investigación necesitará todo eso y más, suerte Cristina.

Google: el Rey ha muerto, viva el Rey

Los ciclos de vida de las tecnologías de la información y la comunicación son cada vez más cortos y violentos, quizás se debe a que no son realmente ciclos de vida porque tampoco hay detrás una nueva tecnología. La globalización ha convertido en gigantescas a empresas como Microsoft, Yahoo o Google, más recientemente. Estas empresas han triunfado explotando pequeñas ventajas tecnológicas basadas en Desarrollo e innovación, y se ha dejado de lado la Investigación por lo que no se ha podido llegar a una nueva tecnología, a una ruptura con lo anterior. Quizás ese sea el problema de la I+D+i norteamericana de los últimos 20 años… que se ha olvidado de la I; esto lleva a liderazgos muy efímeros, aunque consigue crear empresas enormes, dado que poseen un mercado enorme que comerse.

La decadencia de Microsoft se veía venir hace 5 años con la avalancha de demandas por vulnerar la competencia, el movimiento de código abierto, y, en definitiva el asco que empezaban a dar las ventanitas a una gran parte de sus usuarios; eso sí, sacar Windows Vista fue definitivo, si bien Microsoft ha penetrado hasta el subconsciente del consumidor y mucha gente piensa que no hay vida más allá del Windows, pero será cuestión de tiempo el que vayan probando Linux o Mac.

Ahora resulta que el modelo Google de ingresos basado en pinchazos empieza a languidecer, Google tiene a su favor que ha conseguido atar a los usuarios con su Gmail, Google Video, Calendar, iGoogle,… Pero todo se acaba, ¿quién será el nuevo rey? ¿habrá por fin una tecnología disruptiva o seguiremos mareando la perdiz?